El Servicio – Un arma de dos filos

1 Corintios 15:58 Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que VUESTRO TRABAJO EN EL SEÑOR NO ES EN VANO.

Colosenses 3:23-24 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor RECIBIRÉIS LA RECOMPENSA de la herencia, porque A CRISTO EL SEÑOR SERVÍS.

Según estos 2 versículos todo el trabajo que nosotros hagamos para la obra del Reino de Dios tendrá recompensa, no es en vano la intercesión que hacemos, el hablar de Cristo a otros o simplemente dar algo de alimento al pobre. Sin embargo no tenemos solo esa promesa, sino también la protección para nuestros bienes y para nuestra familia, recuerda que si estamos sirviendo a Dios, haciendo algo por la gente, es porque estamos en una buena relación con Dios y si eso es así, el enemigo no puede tocarnos, hay una barrera de protección, por eso decía el salmista en Salmos 3:3 «Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí.»
Recuerda si servimos a Dios en su Reino tendremos protección y además estamos acumulando tesoros en el cielo, o sea una gran recompensa recibiremos por servirle, recompensa aquí en la tierra y luego en el cielo. Por eso el servicio es un arma de doble filo, porque trae PROTECCIÓN y PROVISIÓN

Comparte en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *